Nuestra Filosofía

Filosofía 
 Nuestra Filosofía
   

Los desafíos que enfrentan EL LICEO LOS ALCAZARES y las instituciones educativas,  exigen replantearse fundamentos sobre que construir y como constituir nuevos métodos y aportes para la educación. Por esto tendremos en cuenta los criterios educativos desde varios aspectos.

   
     

Desde la Pedagogía: Hablar de pedagogía implica hablar de enseñanza, hablar de enseñanza implica hablar de aprendizaje, pues la dinámica se debe manejar para que el estudiante vaya conformando a partir de las experiencias físicas y sociales.

Desde la Educación: La educación tiene incontables definiciones, la educación es la manera que emplea el hombre para transmitir la cultura de una generación a la otra (Brunner).

       

Desde la Pedagogía Social y la Educación Social: El carácter de ayuda predomina en todas las corrientes de asistencia a la juventud y a la familia, en el apoyo, cuidado y consejo educacional a los padres. Es por esta razón que los padres durante la primera infancia ejercen la más poderosa influencia socializadora, sobre todo en cuanto a la forma como emplean su autoridad.

Desde la Cultura: A través de la cultura , se expresa el hombre , toma conciencia de si mismo se cuestiona, busca nuevos significados y crea obras que le trascienden . De acuerdo a lo anterior la educación no solo mantiene ciertos patrones culturales, sino es un instrumento para cambiarlos o mejorarlos en una sociedad determinada.

         
         
Desde los Modelos Pedagógicos: Un modelo es la representación mental del conjunto de relaciones que definen un fenómeno con miras a su mejor entendimiento. Según Rafael Flórez, los modelos pedagógicos “son las formas particulares como se interrelacionan los criterios pedagógicos identificables en una teoría o práctica educativa”.

Desde la Sociedad: La sociedad nunca puede aislarse de los individuos que la integran y la experiencia y conducta de cada persona se configuran desde su nacimiento a través de costumbres ya existentes con anterioridad.

Teniendo presente las anteriores consideraciones, establecemos como metas de trabajo alcanzar:

A. Pleno desarrollo de la personalidad de los niños y niñas alcazaristas dentro de un proceso de formación integral, física, psíquica, intelectual, moral, social afectiva, ética, cívica, centrado en los valores humanos.

B. El respeto a la vida, la justicia, la paz, la democracia, la solidaridad y demás valores humanos.

C. La adquisición y generación de conocimientos avanzados mediante la formación de hábitos intelectuales y sociales adecuados para el desarrollo integral.

D. El desarrollo de una capacidad crítica, reflexiva y analítica que fortalezca la calidad de vida y la búsqueda de alternativas para superarse.